Hasta Willy Wonka posó para la foto